Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/uxbound.com/public_html/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5806
Cómo redactar mails efectivos sin caer en el típico discurso de venta

Cómo redactar mails efectivos sin caer en el típico discurso de venta

En el último tiempo, estás dedicando muchas horas a los correos destinados a potenciales clientes. Pero las respuestas no llegan.

Los mensajes del estilo “tengo una promoción justa para ti” o “quiero hablarte de nuestro nuevo servicio” no están causando ningún tipo de repercusión.

La situación debe cambiar. Tiene que haber otra manera de contactarse con ellos.

¿Cómo? Bueno, vamos a proponerte algo distinto: cómo redactar mails efectivos sin caer en el típico discurso de venta.

Mail 1- Aporte de valor
Mail 2- Beneficios
Mail 3- Testimonios

Para obtener resultados, tienes que enviar correos a personas cuyo perfil ya conoces, gracias a una investigación previa.

No se trata de saber todo de su vida. En esta etapa es importante contar con algo de información sobre su comportamiento que te permita indagar en sus intereses.

No por nada comenzamos la nota haciendo referencia a “potenciales clientes”.

 

1- Aporte de valor

 

La idea no es interrumpir con información general, sino hacerle saber que te preocupas por él y que te interesa brindarle datos útiles para que esté actualizado.

Ejemplo: envíale un artículo interesante vinculado a su actividad, o la fecha y lugar de una charla o congreso.

Olvídate de los “descuentos, promociones hasta agotar stock u oportunidades únicas”. No vendas nada. Aporta algo valioso.

 

2- Beneficios

 

¿Quieres utilizar el correo para promocionar un nuevo producto o servicio? Ok, perfecto, pero presenta la información de otra manera.

Tu potencial cliente no está interesado en tu empresa o en tu oferta per se. Necesita solucionar algún aspecto de su trabajo.

En vez de enumerar las características, concéntrate en los beneficios que obtendrá.

 

3- Testimonios

 

Siempre es mejor que los demás destaquen nuestras cualidades. Si lo hacemos nosotros, corremos el riesgo de quedar como unos fanfarrones, ¿no te parece?

No hay mejor publicidad que una recomendación de algunos de tus clientes.

Estos testimonios (escritos o, incluso mejor, en formato de video corto son elementos esenciales para alimentar tu reputación. Además, funcionan como un poderoso argumento al momento de vender.

Identifica potenciales clientes que puedan interesarse por el testimonio de un “colega” del mismo rubro y envíalo con un texto que explique cómo hizo tal empresario para solucionar un problema o aumentar sus ventas (por nombrar un ejemplo) gracias a tus productos.

 

Destacarse del resto

 

Te proponemos cambiar de método y abandonar las técnicas tradicionales de redactar emails impersonales y masivos.

Estudia el comportamiento online de tus potenciales clientes, examina sus movimientos, qué tipo de información leen, qué preguntas realizan (si las hacen, por supuesto) y envíales correos personalizados, con datos valiosos.

El objetivo es tratar de realizar contactos más eficientes, o dejar una huella si se quiere. Ellos reciben cientos de mails por semana. Trata de que tu mensaje sea distinto, invítalos a reflexionar.

De esa manera, te destacarás del resto. Y podrán ver que sos diferente.

ebook-gratis-pasos-para-hacer-crecer-tu-negocio

Cinco fórmulas para redactar títulos atractivos

Cinco fórmulas para redactar títulos atractivos

Si bien muchos afirman que no debe juzgarse un libro por su cubierta o una botella de vino por su etiqueta, en el mundo de la redacción esto no aplica.

El título es la cara del artículo, la puerta de ingreso, el anzuelo que genera curiosidad.

Quizás has escrito magníficas y completas notas, pero si el título es “pobre” o no tiene suficiente fuerza, es probable que muy pocos las lean.

¿Te ha sucedido?

Buenas noticias: este problema tiene solución. Acompáñanos por un recorrido de cinco fórmulas para redactar títulos atractivos. ¡Comienza a generar más visitas!

 

1- Resultado-inconveniente-tiempo (RIT)

 

El objetivo es dividir el título en 3 partes: un beneficio o resultado que el lector obtendrá, un problema o inconveniente que puede ser esquivado y una franja de tiempo que funciona como anzuelo.

Resultado: aprende a escribir buenos títulos
Inconveniente: aunque no seas un redactor profesional
Tiempo: en 3 días

 

2- Palabras “poderosas”

 

Usa tu imaginación o busca un diccionario de sinónimos para reemplazar palabras “blandas” por otras opciones que llamen la atención y generen más impacto.

Aprende a escribir buenos cautivantes títulos aunque no seas un redactor profesional en 3 días

Aprende a escribir buenos imponentes títulos aunque no seas un redactor profesional en 3 días

 

3- Convertir x en y

 

Esta fórmula nunca cae en desuso. Es simple y directa, y apunta a un beneficio específico.

Cómo convertir títulos aburridos en poderosos imanes

Cómo convertir títulos aburridos en frases cautivantes

 

4- Listado/Guía/Fórmula para obtener un beneficio

 

El objetivo es ofrecer consejos, guías, fórmulas, listados, remedios para el éxito en forma sintética y de fácil digestión.

Cinco infalibles tips para redactar títulos atractivos y atraer clientes

La guía rápida para redactar títulos atractivos y atraer clientes

La fórmula perfecta para redactar títulos atractivos y atraer clientes

 

5- Problema y solución

 

Es sencillo: primero lanza un golpe al lector, algo que le duela, y luego ofrece una reparación.

¿Nadie lee tus notas? Cinco tips para redactar títulos 100% atractivos

¿Tu blog no tiene visitas? Aumentá el tráfico con estas fórmulas para redactar títulos atractivos

 

No te detengas

 

Ten siempre a mano estas cinco fórmulas y practica mucho.

No te conformes con un solo título, escribe varios, todos los que puedas y luego selecciona el que consideres más adecuado.

Los títulos descartados pueden servirte para otra ocasión. No los elimines.

Diferénciate de la competencia, tus títulos deben resaltar.

Puedes lograrlo. Solo tienes que agregar un poco de chispa a tu redacción.

ebook gratis pasos para hacer crecer tu negocio

Usa estos 5,5 recursos para convertirte en un eficiente redactor de contenidos

Usa estos 5,5 recursos para convertirte en un eficiente redactor de contenidos

Escribir es una actividad fascinante. Pero cuando nuestro trabajo implica redactar diariamente notas diferentes para clientes de los rubros más disímiles, el terreno puede volverse algo complicado.

Cada uno tiene sus rutinas, rituales y métodos para lograr un estado de concentración ideal, aislarse del mundo y comenzar a tipear.

Pero gracias a internet, también podemos confiar en innumerables recursos y herramientas online que nos ayudan a optimizar (y acelerar) la tarea.

Como podrás suponer, hay miles de ellas.

Yo nombraré cinco. Las utilizo todos los días para que mi redacción fluya.

¿Por qué cinco? Bueno, son mis mejores aliados desde hace tiempo y me han proporcionado una enorme ayuda.

¿Las vemos?

1- Google Docs
2- Diccionario de sinónimos
3- RAE
4- Google (sí, el buscador)
5- Densidad de palabras

 

 

1- Google Docs

 

Comencé a utilizar el procesador de textos de Google por una simple razón: el guardado es automático. Tan solo esa opción fue suficiente para adoptarlo inmediatamente.

Es enorme la cantidad de veces que un corte de luz o un bajón de tensión hizo que perdiera preciosas (y a veces irrecuperables) líneas de texto. Con Google Docs se terminó para siempre.

Además, me resulta mucho más cómodo tener mis notas almacenadas en la nube que en alguna carpeta de mi PC.

Pero aquí viene el desafío: desactivá todo tipo de configuración de autocorrección.

¿Cómo??

Así es. La mejor manera de convertirte en un buen redactor es haciendo que el cerebro piense, dude, entre en conflicto, y no que una opción del procesador lo haga por nosotros.

Claro que si no puedes dar en el clavo, utilizar recursos externos es una opción (tampoco tiene que ser una tortura).

¿Quieres ampliar tus conocimientos en marketing de contenidos? Entonces sigue leyendo Los 3 errores frecuentes a la hora de escribir un blog

2-  Diccionario de sinónimos

 

No importa si el artículo que estás escribiendo consta de cuatro carillas o sólo cuatro breves párrafos. Debe “guiar” al lector por un camino agradable, llevadero y simple de decodificar.

Cada oración tiene una misión: lograr que el lector lea la siguiente. Y así.

Por lo tanto, además de escribir oraciones cortas (se me escapó un tip dentro de otro), siempre apelo a los sinónimos para enriquecer el texto y evitar la repetición de palabras.

Habitualmente, por interface, rapidez y opciones desplegadas, uso la siguiente página:

www.sinonimosonline.com

Habitualmente, tengo esta página a mano. Por cada palabra que busco, ofrecen una enorme cantidad de alternativas (a diferencia de los procesadores de texto).

3- Diccionario de la RAE

 

Uno de los diccionarios más completos que encontrarás online (y encima, propiedad de la Real Academia Española).

No es todo. Dentro de la sección “Recursos” está el “Diccionario Panhispánico de Dudas”. ¿De qué se trata? Brinda respuestas a dudas lingüísticas habituales (ortográficas, léxicas y gramaticales).

Y se viene otro tip.

Hay palabras que, por costumbre, decimos y escribimos de manera incorrecta; están ampliamente arraigadas.

Por ejemplo, “estadío”, que no está ni siquiera avalada por la RAE, se usa a menudo. Es “estadio”, sin la tilde. Algunos clientes me han discutido esto (me ha pasado en varias ocasiones). ¿Qué hacer? 

Ni se te ocurra escribirla “mal” para “pasar la prueba” y no tener que discutir. Como redactores, debemos defender la buena escritura.

¿Y entonces?

¡Vuelve al punto 3! Utiliza un sinónimo y listo. En este caso, opta por “fase”, “etapa” o “periodo”. Ahorrate problemas.

4- El querido Google

 

Bueno, no es el buscador en sí, sino una función muy útil.

La utilizo cuando:
– La RAE no alcanza para despejar mis dudas.
– Quiero ver cómo “luce” tal o cual palabra dentro del título de una determinada web.
– Busco analizar el uso de una palabra según el estilo de un diario prestigioso.

En el cuadro de búsqueda de Google escribo:

palabra(espacio)site:elsitioelegido.com

Por ejemplo: campaña site:lanacion.com

Google te mostrará todos los resultados posibles de títulos o artículos que contengan la palabra “campaña” en el sitio de La Nación.

5- Densidad de palabras

 

Así como los diccionarios de sinónimos ayudan a embellecer el texto, hay otras herramientas que evitan la repetición excesiva de palabras y propician que el artículo no sea un calvario para los lectores.

En mi caso, utilizo un recurso SEO que mide la densidad de palabras.

¿Qué tarea realiza? “Barre” la nota y muestra todas las repeticiones. Para que veas cómo opera, he seleccionado algunos párrafos (el primer borrador) y lo sometí a análisis.

Los primeros 5 resultados dicen:

1- que – 4.11% (33)
2- para – 1.87% (15)
3- por – 1.74% (14)
4- una – 1.62% (13)
5- google – 1.12% (9)

O sea, “que” se repite 33 veces y “para”, unas 15. ¡Tengo que trabajar un poco en la edición!

La página elegida (por una cuestión de comodidad y simplicidad) es:

densidadpalabras.cajael.com

¡Ahí los tienes! Mis 5 recursos preferidos para optimizar la redacción de contenidos.

Pero antes de finalizar, se viene la yapa.

5,5- Extra herramientas

 

Si tienes que escribir un texto en inglés, recomiendo:

– Grammarly (sitio y complemento de Chrome para revisar la gramática)
– Wordreference.com (completo diccionario en varios idiomas que, además, ofrece audios con la expresión correcta)

Prioriza la calidad de tus textos

 

Tus artículos no tienen que ser brillantes o perfectos. Pero sí deben ser agradables para la lectura.

Por tanto, la utilización de estos recursos (y otros que irás encontrando por tu cuenta) te permitirán eliminar errores de ortografía, repetición, uso inadecuado de expresiones y otras cuestiones.

Un último consejo: dedícale tiempo a las notas y no te apures en llegar a la última línea.

Ante todo, paciencia.

Ebook gratis pasos para hacer crecer tu negocio

Escribir para un blog: tres errores frecuentes

Escribir para un blog: tres errores frecuentes

¿Tu blog y tus notas no están arrojando los resultados que esperabas? Bueno, eso puede deberse a muchas cuestiones que sería preciso revisar y ajustar antes de escribir para un blog.

Pero, por algo hay que empezar. En esta nota nos centraremos en los tres errores comunes que se cometen en el blogging.

¡A no preocuparse! Son fallas típicas y superarlas es posible.

¿Los analizamos?

Error 1: escribir sobre tus productos y servicios



Utilizar el blog con fines auto promocionales o comerciales, es un tropezón que puede provocar pérdida de tráfico y de visitas.

Si quieres hablar de tu empresa y de lo que vendes, utiliza otras secciones (“quiénes somos” o “nuestros productos y servicios”, por ejemplo).

El usuario de internet acude al blog para informarse, despejar dudas, cruzar datos.

No pierdas de vista este comportamiento.

Te dará la oportunidad de comunicarte con tu público, de ayudarlo y acompañarlo, de convertirte en referente.

Pon el acento en tu industria y elege temas de interés para tu potenciales y actuales clientes.

¿Pero sobre qué cuestiones específicas escribimos entonces? Eso nos lleva al siguiente punto.

Error 2: no investigar antes de escribir



Repasemos: muchas empresas usan el blog para ofrecer sin discreción sus productos o servicios.

Afortunadamente, otros han entendido la regla 1, pero al leer algunos posteos parece como si el rumbo de la escritura o los temas elegidos no tuviesen coherencia o no conectaran con su audiencia.

Eso es porque no investigaron antes de comenzar a tipear.

Visita foros, entrevista tus propios clientes, lee los blogs de tu competencia e incluso escucha a las personas en la calle o cuando acuden personalmente a tu negocio.

– ¿Qué novedades o lanzamientos de tu industria les interesan?
– ¿Cuáles son las preguntas frecuentes antes y después de la venta?
– ¿Qué problemas suelen tener luego de adquirir lo que vendes?

Las respuestas te brindarán ideas y temas. Opta por títulos llamativos y escribe artículos breves.

¿Y después?

Error 3: no hacer la correcta difusión



Si escribes por lo menos 1 o 2 notas cada semana, será más sencillo que te encuentren a través de Google. ¡Pero no es suficiente!

– Utiliza las redes sociales para notificar tus nuevas entradas.

Además, si incorporas botones de social media tu público te ayudará a difundir lo que considere interesante.

– Envia newsletters con un extracto.

– Solicita la ayuda de un diseñador, para distribuir piezas agradables que inviten a la lectura.

– En nuevas notas, incluye links a otros artículos tuyos.

– No tengas miedo de “reciclar” contenido. 

Escribir para un blog: comienza a obtener mejores resultados

 

Es tiempo de que revises tu blog y veas si estás cometiendo algunos de los tres errores que explicamos en este artículo.

De ser así, actúa con rapidez y corrige donde sea necesario.

Recuerda que el blog no debe estar enfocado en tu empresa, sino en tus clientes. Háblales a ellos, ayúdalos, establece un vínculo verdadero.

Te lo aseguramos: en muy poco tiempo estarás recolectando buenos frutos.

ebook-gratis-pasos-para-hacer-crecer-tu-negocio