Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/uxbound.com/public_html/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5806

Cerrar una venta por email. Todo un arte, ¿no? ¿Recuerdas esa época cuando tus mails de venta eran implacables?

A veces pasa que la magia se pierde un poco. Pero puede recuperarse. Es cuestión de actualizarse.

El título de este artículo lo dice todo. Estos consejos permitirán que tus correos, cuidadosamente redactados y enviados en el contexto adecuado, generen grandes oportunidades de venta.

Sin embargo, es preciso adoptar nuevos métodos. Si bien es simple de entender, no es tan sencillo hacerlo funcionar (pero no es imposible).

Hoy ahondaremos en el corazón de un mail de venta: la redacción.

Se trata de un aspecto clave, que es capaz de inutilizar toda una campaña si no se hace correctamente.

 

Comienza armando una estructura para tus mails de venta

 

Si bien hay cuestiones que no puedes pasar por alto, como el estilo,  la ortografía y la gramática, nos centraremos en la estructura, y separaremos al correo en 5 niveles.

Antes de comenzar, recuerda que la clave es la brevedad. Si dividimos el mail en escalones, es solo para analizar con más claridad cada uno de los pasos por separado, pero de ninguna  manera implica que el correo debe ser extenso.

Dicho esto, ¡avancemos!

Nivel 1 – Asunto

 

La primera parte es crucial. Del asunto dependerá si tu destinatario abre el mail o no. Por lo tanto, debes llamar su atención en una breve línea de texto.

El plan es apuntar directamente a algún beneficio o una pregunta sensible sobre su trabajo, para luego poner el acento en la solución. Focalízate en esto y no en el producto o servicio en sí.

La efectividad del asunto puede medirse con herramientas. Puedes probar varias opciones e ir analizando los resultados.

Una sugerencia: envía mails similares con asuntos diferentes. ¿Cuál funciona mejor? ¿Cuál tiene más tasa de apertura?

Nivel 2 – Introducción

 

Nadie quiere recibir mails de venta masivos e impersonales. Para que el destinatario sienta que le estás hablando directamente a él, no te olvides de usar su nombre.

Utiliza la primera parte para conectarte a nivel personal y ve directo al grano, sin exponer abiertamente lo que ofreces.

Por ejemplo:

Hola Fernando, ¿cómo estás? Quería hacerte una pregunta. ¿Te sucede que tu tiempo y, por consiguiente, tu dinero, no rinden como te gustaría?

Hola Fernando, ¿cómo estás? Seguramente habrás escuchado a un colega decir que logró ordenar su proceso de tareas con una aplicación y que ahora su tiempo (e incluso su dinero) rinde mejor.

Como verás, el mensaje se mete rápidamente en tema. Es decir, “te escribo porque quiero presentarte, por ejemplo, otra manera de trabajar”. Para hacerlo, se plantea un problema (que obviamente varía según tu rubro y lo que estés vendiendo). En este caso es “perder tiempo y dinero debido a una pobre organización de las tareas”.

Si logras que Fernando interrumpa sus actividades con el fin de leer el correo, habrás logrado lo más importante, esto es, despertar curiosidad (y tu mensaje no será arrojado al tacho de basura).

Pero ahora que has captado su atención, tienes que retenerlo.

Nivel 3 – Historia o caso

 

Una buena forma de hacer publicidad es que otra persona hable de tu producto o servicio.

Suena más honesto y sincero, ¿no te parece? La idea es contar una pequeña historia y finalizar con una cita.

Por ejemplo:

¿Sabías que la empresa X logró resultados efectivos en el corto plazo gracias a esta solución? Según su CEO (poner nombre y apellido), implementar el servicio X le significó ordenar mejor sus tareas diarias, lo que le llevó a ahorrar un 25% más dinero que el semestre pasado. Dejemos que lo cuente él mismo (y aquí escribes una cita real de un cliente tuyo).

Bien, ya te presentaste y expusiste algunos beneficios, explicados por un tercero. Ahora hay que cerrar un poco más.  

Nivel 4 – Oferta concreta

 

Si el lector llegó hasta aquí, es tiempo de hacer la oferta concreta. Pon el acento en los beneficios que obtendrá y en el plazo que transcurrirá para ver resultados.

Fernando, ¿te gustaría reunir todas tus tareas en una única herramienta y comenzar a trabajar más ordenadamente, mañana mismo? Es así de simple, te aseguramos que obtendrás resultados al instante.

Ya diste el paso crucial. Ahora, sigue ofreciendo y trata de que tome una decisión (no necesariamente comprar).

¿A qué nos referimos? Ofrece una prueba gratuita o un descuento si decide contratar en un plazo de 10 días hábiles.
 
Utiliza tus mails de venta para explicar brevemente qué pasos deber seguir para adoptar el servicio. Siempre con calma, ¿ok? Es probable que quiera investigar un poco más. ¡Todos lo hacemos! Así que no precipites.

Eso nos lleva a lo último.

Nivel 5 – Despedida

 

Ya debes dejarlo tranquilo. No dejes de incluir varios datos de contacto y tu usuario de LinkedIn, por ejemplo.

Coméntale que estás disponible para hablar por teléfono, intercambiar más correos o tener una charla vía Skype.

 Ofrece la posibilidad de que siga leyendo testimonios y agrega un enlace a la sección correspondiente de tu web. Despídete amablemente y firma con tu nombre. 

Ahora, a esperar

 

Utiliza aplicaciones de seguimiento para saber si tus mails de venta son revisados o descartados por completo.

– Mixmax
– Yesware
– Confirmación de lectura con Gmail and G suite

De cualquier manera, con tus mails de venta siempre puedes volver a retomar contacto. Pero deja pasar unos días.

Si no hay éxito, bueno, quizás haya que dejarlo ir. Si existe interés, acércate lentamente y sigue ofreciendo historias, datos e información hasta que sientas que la venta puede cerrarse.

¿Y cuándo sería? Lo sabes muy bien. No hay herramientas para eso. Para dar el último gran paso, solo sirve tu instinto vendedor.

ebook-gratis-pasos-para-hacer-crecer-tu-negocio

Estas notas te pueden interesar