Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/uxbound.com/public_html/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5806

Si buscas crecer.

Si quieres tener una relación cercana con tus clientes efectivos.

Si pretendes que los mensajes dirigidos a contactos potenciales sean certeros.

Por todo eso y mucho más, es crucial contar con su ayuda.

¿De quién hablamos? De la vieja y querida base de datos.

Tienes suerte: hoy existen montones de alternativas para desarrollarlas, mantenerlas y nutrirlas.

Si te apetece, el clásico Excel está allí, a tu alcance. Otra posibilidad es inclinarse por las nuevas herramientas comercializadas por empresas expertas en manejo de datos. Estas aplicaciones se conectan a tu web y recogen la información relevante para tus objetivos.

Pero vamos directamente al provecho que se obtiene. Aquí te señalaremos cinco beneficios de usar una base de datos de clientes.

 

1- Orden y segmentación

 

Tener al alcance la información de tus clientes no solo te beneficiará en cuestiones de organización y rápido acceso a números y referencias.

Además (y no es poca cosa), los sistemas modernos de bases de datos permiten segmentar por hábitos de consumo, comportamiento online, preferencias, etc.

Te permitirá conocer mejor a tus clientes (potenciales y actuales) y pasar de contactos masivos a personalizados, en un clic. Esto nos lleva al siguiente punto.

 

2- Contacto

 

¿No te gustaría enviar mensajes a las personas correctas? Con una base, dispondrás de información vital para tu negocio.

Podrás entablar vínculo con compradores realmente interesados o que están esperando algún tipo de comunicación. ¿No es magnífico?

De esta manera será más sencillo mantener y promover el contacto con todos ellos.

 

3- Comprensión

 

Piénsalo así: si esta valiosa información es tuya, comprenderás mejor qué buscan o necesitan tus contactos, por qué realizan tal o cual consulta, qué tipo de preocupaciones o expectativas tienen con respecto a tu producto o servicio.

 

4- Memoria

 

Es uno de los puntos esenciales. ¿Cómo no disponer de un registro de clientes, de potenciales ventas? Una base de datos funciona como la memoria de la empresa, y cuanto más crezca, más necesario será contar con un listado de estas características.

 

5- Unificación

 

¿Qué puede ser más provechoso para la gestión organizacional que disponer de toda esta información relevante en un solo soporte (planilla Excel, software o aplicación) y al alcance de todos?

Hoy en día se promueve que los departamentos de ventas y marketing agrupen sus datos. Como lo hablamos aquí, es súper aconsejable que estos dos equipos (que suelen tener una relación, quizás, algo competitiva) compartan objetivos. Por eso, no es descabellado proponer que trabajen bajo la misma base, ¿no te parece?

 

Plantear un objetivo

 

Es primordial tener una meta. Es decir, la pregunta que debes hacer es:

¿Para qué quiero la base?

¿Vender más? ¿Vincularte con viejos contactos? ¿Ofrecer nuevos productos a clientes actuales?

La respuesta va a modelar la base, la forma en que se proyectará, los campos que contendrá.

Esta decisión implicará incluir y descartar. Y eso es lo importante. No construyas bases gigantes. A veces, menos es más. No toda pizca de información sirve para tu objetivo.

Pero claro, es fundamental tener un propósito. No avances sin saber hacia dónde quieres ir.

ebook-gratis-pasos-para-hacer-crecer-tu-negocio

Estas notas te pueden interesar